Este hombre escribió una nota para el amante de su esposa. El contenido te sorprenderá

Toda relación corre el riesgo, si la descuidamos, de que algún día uno de los miembros deje de tener los mismos sentimientos que tenía al inicio. El amor se acaba, aunque no lo queramos aceptar, y es que nada es eterno en esta vida.

Sin embargo, hay personas que, cuando dejan de amar a su pareja, en vez de decirle de frente que ya no sienten lo mismo, prefieren engañarla. Y sí, el engaño es una de las cosas más dolorosas por las que puede pasar alguien.

Y, aunque no lo creas, uno puede engañar a otro incluso amándolo. Es el caso de muchas personas que sólo por deseo sexual engañan, aunque sigan amando a sus novios/as o esposos/as. Por más que nos resulte incomprensible, sucede.

Aquí te traemos el caso de un hombre que se llegó a dar cuenta de que su esposa le era infiel, y en vez de montarle una escena o de cacharlos en la jugada, como harían muchos hombres, decidió simplemente dejarle una nota al amante.

Gareth brainstorming

¿Quieres saber lo que decía esa nota?

Léela:

“Para el amante de mi esposa. Tú sabes quién eres. Sí, lo sé. No estoy enojado, sólo quiero pedirte algunas cosas pues después de todo estás con mi esposa.

1.- Por favor ya no dejes la tapa del baño arriba, me culpa siempre a mí y ya me está comenzando a cansar.

2.- Gracias a ti tengo más oportunidades de salir a pescar, pero por favor, no te acabes mis cervezas. No hay problema si te tomas un par cuando vienes a casa (yo tenía que tomar varias para encontrar a la mujer atractiva) pero déjame alguna pues debo estar ahí más tiempo que tú.

3.- Si te las acabas compra más o déjame el dinero para que yo vaya por ellas.

4.- Cambia el rollo de papel de baño si te lo acabas. Mi niño de 5 años cree que si no está puesto es porque no debe limpiarse, lo guardamos debajo del lavabo. Si tienes una mejor sugerencia avísame por favor.

5.- Luego de que estés con ella usa algo desechable para limpiar. El bote de ropa que está a la derecha es mío y la ropa está limpia. Mi esposa no lava mi ropa y yo no puedo hacerlo todos los días. Hace poco encontré a mi sudadera muy “crujiente”, gracias.

6.- Deja de decirle a mis niños que eres su tío, son chiquitos no tontos.

7.- Deja de prender la calefacción, la pago yo. Es probable que a mi esposa le guste pero yo la odio.

8.- Si te pregunta que si se ve gorda con esos pantalones, dile que no. Tal vez pienses que si le dices algo diferente dejará de comer 1 litro de nieve cada día, pero sólo harás que se compre más pantalones con los que se ve mal.

9.- No toques los panes. Los brownies que te acabaste el otro día me los había regalado mi mamá por mi cumpleaños. Mi esposa lleva años sin hornear algo bueno y si lo hiciera, te aseguro que no lo compartiría.

10.- Si puedes, te agradecería mucho distribuir tu peso al usar mi silla. El sofá reclinable que casi no uso porque paso mucho tiempo con mis hijos, (hasta les ayudo a hacer la tarea) ya tiene un zurco por lo que debo cargarme hacia la izquierda. Algo más, gracias por llevar a mi esposa a comer el día de los enamorados. No tenía tanta hambre como otras veces y sólo pidió un plato, con el dinero que me ahorré pienso llevar a mis hijos al cine.

Deseo de todo corazón que puedas ayudarme con estas peticiones, podría ser incómodo si la confronto de forma directa. Si me ayudas, yo te puedo avisar cuando me vaya y por cuánto tiempo será para que no te sientas presionado, si te la llevas para siempre MEJOR.

Pd. No acepto devoluciones, te sugiero aprovechar el campamento de los niños que empieza el 3 de marzo, estaremos fuera 4 días”.

¡Déjanos saber tu opinión!