Si haces esto por la mañana, no creerás que lucirás como si tuvieras 20 años de edad desde la primera aplicación.

Las arrugas pueden arruinar el maquillaje más bonito.

Es cierto, que son principalmente productos de la edad y acompañan las vivencias y experiencias personales, pero si pudiéramos atenuarlas, sería una muy buena noticia.

Siempre estamos combatiéndolas con cremas, tratamientos estéticos e incluso cirugías.

Los remedios caseros, son trucos 100% naturales esta mascarilla elaborada a base de maizena es ideal para cuidar y proporcionarle un aspecto radiante en un rostro de cualquier edad.

Esta receta que promete hacer disminuir las arrugas de manera dramática utilizando elementos que siempre tenemos en nuestra cocina y sin ningún tipo de riesgo.

Anímate a potenciar la hermosura de tu piel usando ingredientes económicos, naturales y obtén un rostro bello y radiante.

INGREDIENTES:

  • 1 Cucharada de maizena
  • 5 Cucharadas de jugo de zanahoria
  • 1 Cucharada de yogur natural sin sabor
  • 1 taza de agua
  • 1 brocha de maquillaje

PREPARACIÓN:
En 2 cucharadas de agua disuelve la maizena y reserva
Pon a hervir el resto del agua, cuando empiece a hervir baja el fuego y añade la maizena que ya esta disuelta. No dejes de mover para evitar que se hagan grumos.
Deja hervir a fuego lento unos dos a tres minutos hasta que está cocida. Apaga el fuego y deja enfriar.
Cuando esté fría, agrega el yogur y el jugo de zanahoria, mezcla bien hasta formar una pasta suave y homogénea.

APLICACIÓN:
Limpia tu rostro con agua fría, aplica la mascarilla con la brocha, empieza del cuello haciendo movimientos de abajo hacía arriba.
Deja que repose sobre tu rostro y cuello durante 15 minutos y/o hasta que esté bien seca. Enjuaga con abundante agua fría y termina con una crema humectante.

Notaras la mejoría en tu rostro y cuello desde la primera aplicación.

Puedes ponerte esta mascarilla dos o tres veces por semana para obtener mejores resultados a largo plazo.

¡Déjanos saber tu opinión!