Reduce y evita la papada en el cuello con estos sencillos ejercicios.

Los ejercicios para evitar la papada son necesarios en cualquier momento de la vida de una mujer, ya sea para prevenir que esta aparezca o para tonificar los músculos del cuello y hacerlas desaparecer. Lo importante es no dejar que la papada sea un motivo de preocupación del día a día.

En este artículo aprenderás a ejercitarla y lucir un cuello esbelto en todo momento de tu vida.

Lucir un cuello esbelto no tiene que ser un sueño.

Entre los mejores ejercicios para evitar la papada, el primero consiste en cerrar la boca e intentar mover la lengua dentro en círculos, y también tocar el paladar superior e inferior. Realizando de 10 a 15 repeticiones de este ejercicios todos los días verás resultados rápidamente.  Este ejercicio permite que los músculos de la mandíbula y el cuello se fortalezcan y eviten la aparición de la papada.

Por otra parte, otro de los mejores ejercicios para evitar la papada es mantener la espalda completamenta recta y después estirar el cuello completamente hacia delante y hacia atrás. Realizando 10 repeticiones de este ejercicio podrás sentir cómo los músculos del cuello se fortalecen, además, conseguirás liberar tensiones ocasionadas por el estrés del día a día.

Otro ejercicio que puedes realizar es la sonrisa invertida. Este ejercicio consiste en estirar todos los músculos del cuello hasta sentir tensión y poner la cara lo más seria posible mientras tensionas los músculos. Una vez que sientas la presión, haz conseguido el punto del ejercicio. Debes realizar 15 repeticiones por lo menos dos veces al días.

También debes tener en consideración que los músculos del cuello son eso, músculos. Es decir, se agotan, por lo tanto, si llegas a sentir un dolor, no dudes en parar. Para evitar una tensión o maltrato innecesario, puedes realizar ejercicios de estiramientos que consisten en mover suavemente la cabeza negando, haciendo círculos o asintiendo.

¡Déjanos saber tu opinión!