Crea tu propio gel, fortalece la salud de tu piel y combate estrías, manchas y arrugas.

Combina las maravillosas propiedades del aceite de coco y el áloe vera (o sábila) y fortalece la salud de tu piel.

Durante el embarazo o por la exposición solar, algunas partes del cuerpo tienden a mancharse y toman una coloración oscura.

Fortalece la salud de tu piel, y genera múltiples beneficios a tu dermis.

Este gel, combina las maravillosas propiedades del aceite de coco y el áloe vera (o sábila). Estos dos ingredientes son muy utilizados en el mercado para elaborar diversas cremas hidratantes. Sin embargo, son muy pocas las que los utilizan de forma conjunta.

Hoy te enseñaremos a crear tu propio gel corporal para combatir arrugas, estrías, quemaduras, cicatrices y manchas de la piel.

BENEFICIOS DEL ÁLOE VERA (SÁBILA) PARA LA PIEL: PARA ELIMINAR ESTRÍAS, ARRUGAS Y MANCHAS.

Ayuda a sanar quemaduras producidas por el sol, el fuego, agua hirviendo, etc.
Calma la irritación de la piel.
Combate la picazón producida por reacciones alérgicas o picaduras de insectos.
Ayuda a mejorar la apariencia de las estrías, disminuyendo su tamaño y coloración.
Blanquea manchas oscuras.
Hidrata la piel mejorando y previniendo la aparición de arrugas.

BENEFICIOS DEL ACEITE DE COCO PARA LA PIEL: PARA ELIMINAR ESTRÍAS, ARRUGAS Y MANCHAS.

Hidrata la piel actuando directamente sobre las células.
Aporta suavidad y brillo.
Es anti bacteriano.
Previene el desarrollo de hongos.

GEL CON ACEITE DE COCO Y ÁLOE VERA.

INGREDIENTES:
100 gr de gel de aloe vera (es la parte transparente que se extrae directamente de las hojas, una vez quitadas las espinas y la corteza verde).
110 gr de aceite de coco orgánico (debe estar en estado sólido)
Aceite esencial de lavanda, rosa mosqueta o vainilla.

PREPARACIÓN:
En un envase pequeño, vierte el aceite de coco y el aloe vera.
Mezcla con un pequeño batidor o tenedor durante 5 minutos aproximadamente, hasta obtener una crema homogénea, espesa y brillante.
Agrega unas gotas del aceite esencial y vuelve a mezclar brevemente.
En caso de que quede demasiado espesa, agrega unas gotas de aceite de oliva que ayude a suavizar.
Conserva en un recipiente de vidrio que posea tapa, en un lugar seco, sin exposición solar y a temperatura ambiente.

APLICACIÓN:
Luego de ducharte, aplica directamente sobre la piel dañada, dando suaves masajes circulares. Deja actuar por 15 minutos antes de vestirte. Recuerda que luego del baño, la piel absorberá mejor todos los nutrientes que esta crema aporta.

¡Déjanos saber tu opinión!