Logró perder 103 libras, 47 kilos por la infidelidad y burlas de su esposo.

Betsy Ayala una mujer que tenía problemas de peso, descubrió que su esposo la engañaba con otra mujer y aparte se burlaba de ella llamándola “vaca” y “gorda”. Sintió un dolor muy grande y decidió cambiar su estilo de vida y se sometió a un régimen alimenticio y de ejercicio.

Actualmente, ha logrado perder 103 libras que serían (47 kilos) ella quiere ser un ejemplo de superación para su pequeña hija.


Seis meses después del nacimiento de su pequeña hija, Ayala descubrió que su ahora ex esposo estaba teniendo un romance, ¡y no solo eso! Pues también encontró mensajes enviados a la amante de su marido donde se burlaba de ella por su peso.

“Yo había estado con él desde que tenía 17 años y dediqué mi vida a él y a nuestra relación. Estaba devastada, me enteré (del engaño) por algunos mensajes que leí en su Facebook donde me llamaban vaca y gorda. Todo mi mundo se vino abajo”, comentó Ayala, según informó Mirror.

Después de ese devastador momento, Ayala se propuso a salir adelante y tener una vida más saludable. Pero no solo para sentirse mejor sobre sí misma, sino para ser un buen ejemplo para su hija, de acuerdo con la revista People.

“Quería que estuviera orgullosa de mí y que tuviera como ejemplo a una mamá fuerte que persevera a pesar de lo que le pase, y que tiene una vida feliz”, dijo.

“En ese momento fue cuando decidí que no iba a ser la misma persona de antes”, afirmó Betsy Ayala.
Fue así que, a principios de 2014, Ayala comenzó a hacer cambios positivos en su estilo de vida: inició una rutina de ejercicio, a ponerse más activa y a tener una mejor dieta.

Actualmente, la renovada mamá ha perdido la asombrosa cantidad de 103 libras (47 kilos). “Al principio fue difícil, pero sinceramente no tanto como creen que es. Una vez que te empiezas a sentir bien y haces ese cambio y empiezas a ver lo increíble que es estar mejor, simplemente se convierte en parte de tu vida”.

“Soy una persona completamente diferente, tanto por dentro como por fuera. Soy más feliz, más segura y más positiva. Sé que soy capaz de mucho y estoy muy contenta de ser un buen ejemplo para mi hija”, afirmó.

Sobre el padre de su hija, lo único que mencionó es que no está junto a él, pero que “estamos bien ahora. Me tomó un tiempo llegar al perdón, pero lo que él hizo fue por él y no por mí. Mi viaje realmente me ha ayudado a entender eso”.
Fuente: telemundo

¡Déjanos saber tu opinión!